viernes, 16 de junio de 2017

Tercera Edad: El futuro ya ocurrido en San Rafael Mendoza - Innovación

¡Sociedad, tenemos una oportunidad aquí! Nos involucra a todos con el más preciado de los tesoros: La sabiduría. Tercera edad, juventud y círculo virtuoso.



Para mercadólogos es una tarea de rutina. En economías desarrolladas, más específicamente en el ámbito de empresas dinámicas(1), es un procedimiento sistémico. Para los países emergentes y rezagados, es un aprendizaje obligado que ya no tolera postergaciones.

Esto es lo que DRUCKER supo definir como el futuro que ya ocurrió. Ese del que ya te he referido en algún post anterior sobre innovación, y sobre el que acá te aporto unos pocos ejemplos o evidencias.

Una breve anécdota local.


Hace un año de la fotografía que encabeza este post. La propietaria de la foto, que precisamente no está en ella, es la Técnica Elizabeth A. CAMACHO, quien en la prestigiosa Universidad Nacional de CuyoInstituto Tecnológico Universitario, tuvo la loable responsabilidad de ejecutar, en todas sus ediciones, el programa “ABUELOS EN RED”.

Como es visible en la fotografía, en función de moderador, tuve el honor de compartir un encuentro, conocido en la citada institución con el nombre de “vinculación con la comunidad”.

En él, los abuelos del programa interactuaron con jóvenes de mi cátedra. ¡Y si que fue un honor todo aquello!, además de que nos dieron CÁTEDRA, no alardearon nada pero, los muy sinvergüenzas, abundaron en:

  • Sabiduría aplicada, esa del hecho cotidiano concreto;
  • Humildad y sinceridad, esa de quien que ya sólo valora lo esencial;
  • Entusiasta disciplina, esa que sólo el alumno sabedor del futuro que anhela suele manifestar; y,
  • Un júbilo expansivo, ese del que transmiten sólo personas con la juventud del alma (aún cuando el cuerpo, empecinado, muestre otra cosa).


Y si, no mostraron vergüenza alguna e indudablemente desinhibidos protagonizaron, merecidamente, aquel encuentro del cual destaco que la mayoría eran mujeres, aunque hubo hombres también, y que en ellos se reflejó aquello de que: muchos con edades avanzadas trabajan, no muchos estudian, y menos enseñan.


El futuro que ya ocurrió: La evidencia cuantificada y su fundamento.


ABUELOS EN RED, es para mi entorno la evidencia más inmediata de un futuro que ya ocurrió. Pero no la única.

A los mercadólogos a veces les lleva años dar con una evidencia tangible de necesidad manifiesta en torno a la cual desarrollar sus productos (bienes o servicios).

Expresado en valores, el crecimiento significativo de la expectativa de vida sería algo como:

  • En los últimos dos siglos, se duplicó. Si además tomamos una referencia ilustrativa como "Vivir cien años"*, sabremos que:
  • Blaise PASCAL, (Matemático) murió para su época a la avanzada edad de 39 años (1623 -1662);
  • Wolfgang Amadeus MOZART, (Compositor) fallecido a los 36 años (1756 -1791);
  • Frédéric CHOPIN, (Compositor) dejó de vivir, también a los 39 años (1810-1849).


Llevado a valores estadísticos y valiéndote de ellos para figurar una tendencia la cosa impresiona, según la Organización Mundial de la Salud, y el Banco Mundial, más o menos así:

  • Para el 2020, habrá más personas mayores de 60 años que niños de 5 años;
  • La mayoría de los adultos mayores (80%) vivirá en países de ingresos bajos y medios.
  • En Argentina el 10,4% de población total, pasará a 19,3% en 2050 y 24,7% en 2100;
  • Sin dejar de mencionar que hoy integramos con Uruguay, Cuba y Costa Rica los países más envejecidos de Latinoamérica,
  • Y que en Argentina viven 4,1 millones de mayores de 65 años (Censo 2010) y ;
  • sólo en el departamento en que habito – San Rafael – Mendoza, este mismo segmento etario suma: 21,8 mil sobre un total poblacional de 188 mil habitantes.
Argentina - San Rafael - Mendoza - Censo 2010.


Esto no es un hecho reversible para las generaciones existentes. Ni siquiera para las dos próximas. Esto, sin más, es el futuro, cuya hipótesis el tiempo solo se encargará de confirmar. Esto es un colectivo humano con singulares necesidades comunes por resolver y/o mejorar en aspectos como salud, seguridad, movilidad, recreación, convivencia, comunicación y, entre otras, educación.

Así pensado, el envejecimiento representa mucho más que “un hecho benigno”, según ECO* que lo advierte además, como: “ese problema – que debemos enfrentar – como uno de los más dramáticos de nuestro tiempo”, y sobre el cual se lamenta por la falta de interés mundial en las consecuencias que derivan de la prolongación de la vida del hombre.

Sin embargo, desde donde me ocupa mirarlo, hoy el envejecimiento para cualquier dirigencia institucional (civil, estatal o empresaria), importa tanto un desafío como una oportunidad casi sin precedentes.

La experiencia citada con ABUELOS EN RED, no es más que un incipiente correlato de lo que ya es un hecho tangible y escalable con el nombre de Escuelas Intergeneracionales, o ese formato institucionalmente innovador con el que ahora los países desarrollados enfrentan el desafío y explotan la oportunidad; poniendo en valor la ya casi extinta institución humana conocida como Concejos de Ancianos.

Tal revalorización, al decir de Facundo MANES**, “pone a los adultos mayores en el desempeño de un rol importante para brindar apoyo, contención y experiencia a los niños y jóvenes que asisten…; donde el conocimiento se construye socialmente y el aprendizaje se entiende como proceso de desarrollo de toda la vida”.


Para muestra basta un botón. ¡Te dejo tres! (Internacional, Nacional y Local).



Como dije, mercadólogos y dirigentes empresariales pagarían por la “bola de cristal” que les revele el futuro de consumo sostenido hacia el cual orientar sus esfuerzos y llegar con avanzadas ventajosas respecto de sus competidores.

Un gerente que se valore como tal, sabe que su responsabilidad de ejercer la administración exige una sólida estrategia de innovación que no sólo aprecie todo lo que se debe dejar de hacer, sino que también ponga en valor lo que aún funciona y, muy especialmente, cualquier avanzada que explore la inevitable zona de tránsito futuro hacia el que nos encaminan social, cultural y económicamente las acciones humanas de hoy. Por caso, mirá estos ejemplos:

A nivel internacional y en ámbitos tecnológicos tan altamente competitivos e icónicos de juventud como el Silicon Valley, la preferencia por los jóvenes talentos enfrenta hoy la realidad de empresas que comienzan a mirar al envejecimiento como una oportunidad de oro; entre ellas Amazon que ficha a veteranos de la programación para beneficio de sus desarrollos empresariales. (Ver más AQUÍ, aporte del admirado Jesús GONZÁLEZ).

Por su parte, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) tras advertir que “en Argentina existe una especie de penalización destinada a quienes traspasan los 60”, actuó en consecuencia. “La ropa, las calles, los lugares de esparcimiento, los servicios de transporte de pasajeros, los baños, los utensilios cotidianos, los carteles, las publicidades, y más, son ideados para una franja etaria compuesta por el joven, en pleno estado de salud. Esta exclusión se refleja también en otro orden: la producción”; y sin perder tiempo ni oportunidad, INTI se embarcó en tres singulares iniciativas con resultados mensurables y en diferente grado de desarrollo:

  • Concurso ProDiseño (2003 - Marina Pérez ZELASCHI), que incluyó categorías como: seguridad, movilidad, recreación, salud, convivencia y comunicación.
  • Programa: La tecnología al servicio de los adultos mayores (Rafael KOHANOFF), dirigido al sector PyME.
  • Jornada: “La Tecnología al Servicio de los Mayores” (2004 – Rafael KOHANOFF) que tuvo invitados a representantes del Massachussets Institute of Technology (MIT) y el The Israeli Center for Assistive Technology and aging.

Localmente, seguro son varias las iniciativas y experiencias, pero la singularidad del prototipo ABUELOS EN RED, que respondió a la exclusión o autoexclusión de la ancianidad de los ámbitos educativos, otorgan a la Universidad – y su Instituto – la ventaja que el líder ambiciona explorar, especialmente por tres razones:


  1. El empirismo fue manifiestamente tangible en un ámbito educativo y con el beneficio subyacente de que éste pertenece al Estado (como el INTI), donde las poco entusiastas excusas privadas como: “la franja de los ‘abuelos’ es un mercado muy disperso, muy chico, y de personas con bajos recursos” o, “No es fácil ponerse a fabricar porque no da el mercado y no hay ayuda del Estado”; se desvanecen frente al imperio del bien común que se entiende rige a la institución pública.
  2. Facundo MANES dijo también que “La experiencia y la sabiduría son bienes esenciales que pueden desconsiderarse, y así se estaría desestimando un tesoro incalculable, o aprovecharse”. Al trascender hacia la sociedad mediante la instancia de vinculación con la comunidad inicialmente referida, la dirigencia educativa se permitió validar el doble sentido del reto que la nueva edad – la tercera – importa consigo: “el de protección de sus propias capacidades a partir de desafíos cognitivos e intelectuales novedosos; y el de servicio a los demás a partir de la transmisión de sus saberes” (si se propone emular experiencias como las Escuelas Intergeneracionales).
  3. Asimismo, el citado Instituto, de larga historia de articulación con la comunidad, supo aprovechar la mano de una empresa patrocinadora, con lo cual es de suponer que se permitió realizar y desarrollar toda la fase experimental de diseño y validación del producto (servicio educativo segmentado para la tercera edad) y su concepto y, terminada la misma o extinguida la fuente de patrocinio, sólo le resta capitalizar el desarrollo, asignarle una nueva fuente de financiamiento y, explotar y ampliar el alcance de la experiencia piloto realizada.

Los necesarios dos finales.



Cerrar este artículo exige contemplar, la posibilidad de dos finales. Acerca de estos digo que al de mi especialidad, la gerencia empresarial, le cabe un cierre ceñido estrictamente a lo procedimental de la disciplina, cargado entonces de acción (si te animás inmediata).

El segundo final, aquel que mi amiga socióloga Lic. Cecilia Lorena SAMPÓ IBARRA no me permitiría dejar afuera, le cabe un desenlace abierto, inherente a dos ámbitos estrechamente ligados como son el social y el político-legal. A saber:

El final para la empresarialidad.



Mostrar una evidencia de necesidades y demanda futura de modo tangibilizado como lo precedente, es sólo un ejercicio básico del desempeño empresarial que se precia de tal y labra su propio destino. Sólo te resta extrapolar el ejemplo a tu ámbito de actuación y, haciendo uso de tu habilidad y responsabilidad gerencial, preguntarte:

  • ¿Qué exige ser discontinuado en mi empresa?;
  • ¿Qué requiere ser puesto en valor (incluso aislándolo de la rutina);
  • ¿Qué identifico en mi sector o campo de actuación como una evidencia irreversible de ocurrencia pertinente y significativa, con potencial suficiente para merecer atención?

(sólo para empezar)

El final integrador que todos merecemos.



Poco tiempo atrás, el director de un prestigioso diario para disculparse por un error en el que había incurrido cuando tratábamos cierto tema, atribuyó el equívoco a su “ancianidad”.

A su espontaneidad respondí: “es posible que esa perversa – la ancianidad –, sea hoy tu mayor capital”, pero no fui consciente sino hasta ahora, de que su apreciación constituía el germen del tratamiento realizado en este artículo; mismo que no puede terminar sin un intento reflexivo e introspectivo para quienes (si el destino lo permite) inevitablemente luciremos la ancianidad.

En el ámbito social, he de valerme de la cita de Facundo MANES, si bien muy propia de su disciplina, no menos útil en la exposición aquí lograda:

“Resulta indispensable cambiar la percepción que tiene la sociedad en su conjunto sobre los adultos mayores. Y que los Estados establezcan: 
  • una dinámica que permita brindar los mejores servicios a los jubilados (pagas suficientes y dignas, eficacia de los sistemas de salud, actividades sociales, etc.);
  • y los canales necesarios para que integren redes en donde interactúen no sólo con sus pares generacionales sino también con niños, adolescentes y jóvenes.
Esto necesariamente se transforma en un círculo virtuoso, ya que esa exigencia genera para los mayores nuevas conexiones neuronales; y, en el mismo movimiento, esa sabiduría y esa experiencia enriquece a las personas jóvenes”.

En el ámbito político-legal viene a mi memoria aquella advertencia hecha por DRUCKER*** en “La Sociedad Post-capitalista” acerca de que países desarrollados o con intensiones de serlo, han de exigir a sus cuerpos legislativos el diseño de instrumentos que garanticen la protección de los fondos de jubilaciones y pensiones contra la acción imprudente o malintencionada de los administradores de sus políticas nacionales.

Obrar así, tomando muy seriamente este futuro que ya ocurrió, no es de casualidad, sino porque la irrefutable evidencia de la mayor longevidad descalifica la necesidad financiera de las familias de protegerse de la eventualidad de una muerte temprana (seguro de vida) y la permuta por la necesidad emergente en el ya inevitable contexto futuro de protegerse contra el riesgo de vivir demasiado.


Es un producto AEEDiG de Gallart & Co.

-----------------------------------------

*     Publicación de Umberto ECO. Semiólogo italiano.
**   El Cerebro Argentino - Facundo MANES / Mateo NIRO (2016).
*** La sociedad post capitalista - Peter DRUCKER (1994).
1    Empresas dinámicas - Para más información click AQUÍ.

Agradezco a los adultos mayores del finalizado programa ABUELOS EN RED, en quienes personalizo mi reconocimiento, admiración y respeto para con todos los ilustres, conocidos y desconocidos, que no se entregan hasta el límite de una institucionalidad social como la jubilación y, muy por el contrario, consagran su existencia a honrarla hasta el mismo límite vital y longevo que sus respectivas humanidades les conceden.
Lic. Mario Fabián GALLART.


------------------------------------------

“El DESARROLLO es inherente a las energías humanas más que a la riqueza económica”
Sólo si ADMINISTRAS ambos ¡Lo lograrás!



Si te gusto y quieres expresarlo, utiliza los comentarios, y mejor si en él nos cuentas cómo lo aplicaste logrando un beneficio. Si quieres estar enterado, suscríbete – es gratis –, o sígueme a través de FacebookFan pageTwitterNewsletterGoogle+LinkedIn o, usa los botones sociales de este post para recomendarlo a tus amigos¡Hasta la próxima! ;-)